EUROPA, ITALIA y BRUSELAS, Sin gluten

GÉNOVA Un día y medio

Salimos de Zaragoza a las 16:40  y a las 18:35 horas ya estábamos en Bérgamo (Milán). El vuelo comprándolo en mayo nos costó 20,39 € por persona.

Ya teníamos el transfer a la estación de bus y trenes de Milán, Stazione Centrale comprado (5 €), así que salimos del aeropuerto y enseguida ves el bus rosa de Terravisión.

En la web Trenitalia ya habíamos comprado los trenes para desplazarnos a lo largo del viaje, pero allí en las taquillas, también puedes hacerlo pero hay unas colas inmensas y hace mucho calor en esta estación.

Nuestro tren hacia Génova sale a las 21:10 y en 1 hora y 25 minutos ya estamos allí. Cada billete nos cuesta 19 € y el trayecto es comodísimo. Son unas cabinas de cuatro repartidas por el vagón, con mesa, así que aprovechamos para cenar lo que traíamos de casa.

Ya en Génova, llevábamos un mapa impreso para saber llegar al apartamento que está a cuarto de hora andando. No nos costó mucho encontrarlo, pero si nos costó callejear un poco.

La señora, muy amable ya que nos esperó a estas horas para explicarnos todo lo que podíamos ver.

El apartamento Piazzeta del Mercato lo cogimos en booking. Es impecable, tiene de todo,muy limpio, wifi y la señora nos puso desayuno y una botella de vino de cortesía, todo un detalle que en España no suele verse.

Precio para cuatro personas, dos noches 180 €,

Dormimos fenomenal y nos levantamos pronto para aprovechar el día y ver Génova.

Con el mapa que nos facilitó Federica (la señora del apartamento) nos guiamos fenomenal.

Fuimos a la Vía Garibaldi y en ella puedes encontrar distintos palacios como el Palazzo  Bianco, el Palazzo Rosso o el Palazzo Tursi.

Por la misma zona puedes visitar la plaza de Ferrari y y el Palazzo Ducale que en la actualidad se utilizala como sala de exposiciones, sala de conferencias y se hace algún concierto.

Caminando un poco llegas a la Catedral de Genova o también llamada Catedral de San Lorenzo, que nosotras siendo de Huesca, nos hizo más ilusión.

 
La fachada es a rallas de marmol gris y blanco. En el interior está el Museo del Tesoro y cuesta 5,50 € la entrada.
Hacia mucho calor y paramos a echar un café y unos refrescos en una plaza con mucho encanto.
Si sigues hacia el puerto pasas por el Palazzo San Giorgo, Llama la atención por su fachada que se compone de unos frescos muy bonitos y como detalle, este Palacio, en 1408 se convirtió en el primer banco del mundo.
Aprovechamos que encontramos un Restaurante sin gluten y paramos a comer. Está en un porche cerca al puerto y se llama Dell´Acquario,  todo muy rico y a buen precio.
Por la tarde visitamos el puerto, que es de lo más bonito de la ciudad. Al fondo está el Acuario y la Biosfera, que aunque en algunas guían lo recomiendan, nosotras no entramos.
Genova es una ciudad para callejear e ir descubriendo rincones.
Ya era media tarde y subimos a la parte alta. Hay varios ascensores para acceder y también está la opción de las escaleras.
Nosotras elegimos el ascensor, cuesta 1 €, Merece la pena para ver la ciudad de otra forma,
 
Tras un rato por allí bajamos hasta un parque, y nos dimos cuenta de que estábamos la lado del apartamento. Compramos en un SPAR para hacernos una buena cena en casa y nos fuimos a charrar allí, que mañana salimos hacia Venecia.

Deja un comentario