ASIA, INDIA Y NEPAL

MUMBAI y tren a Aurangabab

19 de agosto
A las 6.30 en pie, hoy nos toca volar. Ya llevamos un rato despiertos porque una especie de charanga ha pasado por la calle a las 5, que les gusta celebrarlo todo a cualquier hora…
Ya en el aeropuerto pasamos miles de controles, nos comemos unas latas de atún que llevamos y a embarcar, no sin pasar un último control a pie de pista que no veas.

Hacemos escala en Delhi, así que toca coger las maletas y volver a pasar controles… En unas 2 horas estamos en Bombay- Mumbay.

Una vez fuera del aeropuerto toca buscar taxi. Conseguimos uno rápido, pero creemos que nos está timando y nos bajamos. Al poco un señor nos explica que hay que encargar el taxi y pagarlo en una ventanilla, así que allí que vamos.

Nos montamos en dos taxis, y yo corriendo les escribo la dirección del hotel a Laura y Usieto, por si nos perdemos.

Al llegar al Hotel, vemos que no se llama igual, ahora se llama Singhs Internacional y no nos queremos bajar, pero nos dicen que dentro hay dos chicas españolas, así que bajamos, y son estas… menos mal.

Estamos desconcertados con lo del nombre, además el Hotel es como demasiado para el nivel de hoteles que estamos cogiendo.

Una vez aclarado, nos dan las habitaciones y tenemos una tipo suite para las chicas monísima, con nevera y todo. Mariano está en otra de literas, así que se viene a la nuestra y dormimos todos juntos.

Bajamos un rato a recepción, conocemos a una mujer chilena que viaja sola, se llama Nelly y nos cuenta historias muy curiosas. Decidimos cenar todos en el mismo hotel y luego vamos al Pub del hotel a echar una cerveza,  que va dentro de un globo terráqueo y a dormir.

20 de agosto

Que difícil es que llegue hoy el desayuno. Llamo por teléfono para pedirlo por aclamación popular, y bueno como veo que no nos estamos entendiendo, acabamos bajando a recepción con Usieto.

Allí nos queda la sensación de que si que lo han entendido, pero un rato después nos damos cuenta de que no. Casi una hora después, desayunamos todos y nos vamos a conocer Mumbai.

Cogemos el tren en Khart Road, al lado de casa, cuesta solo 7 Rupias. Vamos hasta Churd Gate y allí tendremos que coger un taxi hasta CST station, porque queremos conseguir tren nocturno para ir a las Cuevas de Ellora y Ajanta.

                      

Nos cuesta encontrar la taquilla pero la encontramos. Hacemos un poco de cola, y consiguen tren mientras Usieto y yo estamos en el banco de turistas, porque la chica se ha dejado el pasaporte en el Hotel.

Al salir se acerca un chico y nos dice que si queremos participar en una película de Bollywood. Mi cara es para verla, por supuesto que queremos, por lo menos la mayoría… nos deja el teléfono para que llamemos para quedar para el día siguiente y nos vamos a buscar taxi para recorrer la ciudad.

Primero nos lleva al Green Garden, un parque muy bonito lleno de gente que como no ,desea fotografiarse con nosotras.

Compramos unas patatas y unos kit-kat y nos vamos al Jain Temple, muy normal y está en obras. De aquí vamos a la Dhobi Ghat, es la lavandería al aire libre más grande de Asia y es donde parece que lavan la ropa de toda la ciudad, un lugar bastante curioso y también lleno de autóctonos. Como curiosidad, todo el personal de esta inmensa lavandería son hombres.

Volvemos al taxi, y vamos a la Ghate of India, que está en una plaza abarrotada de gente y desde aquí se ve el mar y es donde se coge el barco para ir a Isla Elefanta. Aquí nos avasallan demasiado, incluso reclaman a Mariano para hacerse fotos. Hay fotógrafos profesionales que llevan unas impresoras para darte la foto en el momento. Tras hacernos mil fotos, de pronto vemos como los chicos las llevan reveladas y nos las enseñan como si fuéramos un gran tesoro, que graciosos.

Hacemos una parada en Mc Donals para comer y vamos a visitar la Casa de Gandhi. Hay varias salas con fotografías y manuscritos echos por él. La verdad que es un museo precioso, todo lo que lees te llega dentro, hay incluso cartas que escribió a Hitler y a otros tantos.

                            

Última parada del día, la playa de Chowpaty. Nos sentamos en el paseo marítimo y de pronto aparece un chico que nos pide si le podemos cantar el cumpleaños feliz a un amigo suyo, así que coge la cámara y nosotras a cantar.

La playa tiene el agua un poco turbia, pero las vistas son bonitas, se está muy a gusto, es un lugar que te hace pensar, unos escriben sus diarios, otras hacen fotos,… fue un momento bonito.

Pasamos bastante rato aquí, queríamos ver anochecer. De pronto llegaron unos chicos y se sentaron con nosotros. Entre fotos y charlas pasamos un buen rato, eran muy graciosos, y así vamos practicando el inglés…

Les encanta hacer este gesto tan japonés. Volvemos a la zona del hotel, y nos encontramos con Nelly.

Hoy pedimos la cena a la habitación, algunos cenan frutas que hemos comprado, yo bajo un rato a Internet a ver si pillo a alguien por el chat y luego nos ponemos las mejores galas, y bajamos al pub.
Se nos pasa el rato sin darnos cuenta y hay que ir a dormir.

21 de agosto

Hoy dejamos el Hotel, y nos tienen que guardar las mochilas durante dos días que son los que vamos a estar por las cuevas con trenes nocturnos.

Hemos quedado con Nelly para ir a Isla elephanta. A la hora de coger el tren, nos perdemos, bueno perdemos a Laura, Mariano y Usieto, pero suben en el siguiente….

Llegamos a Ghate of India y cogemos el barco hacia la Isla. El trayecto dura casi una hora cuesta 130 Rupias y marea un poco, pero merece la pena. En que llegas, hay un tren que te acerca un poco a la entrada de las cuevas. Aquí no hago más que cambiar de asiento para hacerme fotos con los autóctonos y al bajar estas me dicen que han hecho lo mismo.

 Míralos que contentos.

La entrada a las cuevas cuesta 250 Rupias, así que ha pagar otra vez. De todas las cuevas la más chula es la primera, están muy bien conservadas.

Comemos en un garito que hay por ahi, porque en estos sitios también hay tiendas y bares y tras unas horas, volvemos a coger el barco.
La vuelta es más movida, parece que estamos en el Tutuki Splash….

Al lado de Estela se sienta una chica muy guapa, y Usieto y yo empezamos a inventarnos una historia sobre su vida… parece recién casada y efectivamente, en que Estela habla con ella corroboramos todas las teorías.

Una vez en tierra, nos vamos a ver el Hotel Taj Mahal. Es un hotel de lujo, pero nos dejan entrar. Lo vemos un poco y nos vamos a visitar el baño; es una monada y como el papel higiénico es muy suave, nos llevamos un rollo.

De aqui, volvemos a la estación CST, compramos unas pizzas y a mi me regala el señor un tomate para que pueda comer algo sin gluten. Hoy me toca dormir sola en el tren, Estela se ofrece a cambiármelo, pero como nos cuesta encontrar primera clase, acabamos durmiendo todos juntos en Sleeper.

Menuda noche, parece Halloween…yo duermo con Laura en una cama enana, pero eso no es lo peor. De pronto entra gente a nuestro camarote y yo que me había echado en una cama que sobraba me tengo que levantar de un bote. Hacen cosas muy raras, echan a una señora que se había echado en la cama de al lado, y la pobre se sienta en el suelo, con tan mala suerte que lleva un ojo vendado, hace cosas muy raras y está a la altura de mi cara. Yo no puedo ni cerrar los ojos, nos da la risa nerviosa, por no llorar y encima el tren para en todas las paradas y un señor abre desde fuera la ventana de mi cabeza para hablar con la señora del ojo vendado, … noche horribilis!!!!!!!  El resto tampoco es que duerma bien del todo, más bien no duermen.

Casi sin dormir, llegamos a Aurangabad… o eso creemos porque aquí no dicen las paradas y tenemos que ir preguntando a la gente.

Deja un comentario