CROACIA, EUROPA

Lagos Plitvice (séptimo día)

Amanece en Zadar, son las 6.45 y nos vamos a los Lagos de Plitvice que esta a medio camino entre Zadar y Zagreb, nuestro último destino en el viaje.

Nos cuesta poco encontrar un taxi que nos lleva a la estación por 40 kunas las tres, solo 10 kunas más de lo que nos costó ayer el bus urbano.
El Parque Nacional de los Lagos de Plitvice fue declarado patrimonio Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1979.
El autobús para en la entrada 1 y en la 2, y tú bajas en función del recorrido que quieras hacer. Nos recomiendan parar en la entrada 2 que hay menos cola.
Al bajar allí puedes comprar el billete de bus para Zagreb o la ciudad que quieras y así ya te aseguras que tienes asiento.
Son las 10.20 y la chica de la taquilla nos dice que cojamos el bus de las 16.15 (100 kunas por persona) que será suficiente para hacer un recorrido de los sencillos viendo las principales atracciones del Parque.
Para entrar al Parque hay que cruzar la carretera y dirigirte hacia la derecha. Allí ya ves gente haciendo cola alrededor de casetas de tickets, información y restaurantes.
Llevamos la maleta así que preguntamos por la consigna. Ya había leído que era un bungalow gratuito.
En la caseta de pago de parking te dejan la llave, tú lo dejas ahí, devuelves la llave y cuando lo quieres recoger, mismo procedimiento.
De aquí a la cola de tickets. Vemos dos cosas largas pero yo me colocó a la mitad de una a hablar con una chicas que hablan español y por suerte, nadie me dice nada y así ganamos un poco de tiempo.
En esta cola estamos unos 25 minutos y compramos las entradas a 180 kunas por persona. Nos informan de los recorridos y nos recomiendas hacer el recorrido F, uno de los sencillos desde la entrada 2 que es donde estamos.
 
Está todo muy indicado, no tiene pérdida. Andas un poco y llegas al primer lago donde coges un barco que te lleva a la otra orilla.
 
Y allí coges otro barco que te lleva por el lago durante 25 minutos. El paseo es muy bonito, navegas por el lago Kozjak,  rodeado de espesos bosques de hayas, abetos, pinos blancos, … Y aguas cristalinas de un intenso azul turquesa.
Este lago es el más grande del parque y te lleva hasta los Lagos inferiores Milanovac y Gavanovac.
 

Bajando por unas escaleras de madera y pasando por una pasarela llegas a la cueva Supljara desde donde encontraras unas buenas vistas de la parte inferior de Plitvice.

 
Continuando por el P1 y en nuestra ruta la F, vas viendo pequeñas cascadas y cruzando una pasarela de madera que bordea la montaña llegas a la Cascada más alta de Croacia, llamada Veliki Slap con una caída de 78 metros.
Sino tienes todo el día, y quieres sentir Plitvice sin darte mucho tute, esta puede ser la ruta perfecta. Nosotras a las 15.30 acabamos parando a comer un bocadillo que llevábamos, así que nos dio tiempo a  recoger las maletas del bungalow, tomar café y pillar el bus a Zagreb.
En el bus escribí al apartamento para confirmar la hora (el bus tiene wifi) y a dormir, que entre el madrugón y el paseo, estamos rendidas.
En menos de dos horas llegamos y con las indicaciones del tranvía que nos dio el del apartamento, llegamos fácilmente y sin pagar tranvía porque no supimos encontrar taquilla.
La calle donde se encuentra el apartamento es de edificios grises y algo lúgubres, de primeras, nos impactó. Esperamos a la chica 5 minutos y la verdad, encantadora. Subimos y el Life Inn Apartment está genial, todo reformado y nos cuesta 138 € las dos noches. La cama comodísima.
Son las 19.30 y nos vamos a dar una vuelta con el plano que nos ha marcado la chica. Estamos a 10 minutos y aunque no lo parezca, al lado del Hotel Sheraton.
La ciudad de noche tiene su encanto, vías de tranvía, edificios venecianos, renacentistas conforman el centro de la ciudad.
Fuimos a cenar a la Ulica Tkalciva, calle llena de restaurantes y pubs donde tomar una copa. Me llamo la atención que en un bar, el Pivnica Mali Medo el espectáculo es una chica o un chico asomados a una ventana, hoy es una chica cantando “Perfect”, una forma original de ofrecer música en directo que en Croacia gusta mucho. Hay muy buen ambiente en esta zona y la cena estuvo muy bien, en el Village tavern por 288 kunas comimos algo de carne y salmón. Si les explicas, te adaptan tu plato sin gluten.

2 thoughts on “Lagos Plitvice (séptimo día)

Deja un comentario