ASIA, CHINA

HANGZHOU: Lingyin Si, Felain Fei, West Lake y Pagoda de las seis armonías

Tenemos desayuno en el Hotel así que cogemos el ascensor desde la planta 19 a la 2. Tiene bastantes cosas y entre ellas encontramos alguna opción sin gluten, como huevos, arroz y un jamón. El café, no está mal.
A la 9:30 viene Xavi al hotel, nos explica un poco la ruta que vamos a hacer hoy y ya en la calle nos para un taxi y le indica donde nos tiene que llevar. Xavi vive en China hace más de 6 años y habla chino perfectamente, todo un lujo para entenderte con ellos.
El taxista parece recién salido de una película de acción, carreras, adelantamientos, pero con gran control.
El tema de los taxis es para una entrada. Conseguir que te pare un taxi a la primera es prácticamente imposible. De media puedes estar diez minutos así que, ármate de paciencia.
En media hora llegamos al Lingyin Si, en la zona montañosa de Felai Feng (el pico que voló hasta aquí) y el taxi nos cuesta 32 ¥, que son 4,37 €.
En este parque hay varias cosas que ver, el Pabellón del Gran Buda, la Pagoda Ligong, el Templo Lingyin.
IMG_9883
Si visitas Hangzhou es un lugar precioso para ver la arquitectura integrada con la naturaleza.

Se pagan dos ticket. Uno a la entrada que cuesta 40 ¥.

IMG_9908
En esta parte puedes subir la montaña que está repleta de caminos con escaleras. Es un paseo de una media hora, pero puedes hacerlo a tu ritmo y subir o bajar cuando quieras. Merece la pena estar en ese entorno. Una vez abajo, saliendo por la parte contraria a la que has entrado, te encuentras con el Buda Feliz, que es un buda gordito tallado en la roca.
IMG_9913
Es uno de los emblemas de Hangzhou y, a lo largo de este paseo ves distintas representaciones a las que ellos veneran. También hay unas piedras sobre el río colocadas de tal forma que recuerdan a la prueba de Humor amarillo. Todo el mundo se hace fotos allí cruzando.
De aquí fuimos a por la otra parte en la que vuelves a pagar. En este caso son 30 ¥ y te dan incienso para que hagas tu ofrenda. Hay unos cuatro templos repartidos por el recinto.

IMG_9932

Estos templos budistas son muy visitados por turismo nacional sobre todo. Es curioso observar sus rituales.
 FullSizeRender
Para salir de aquí tenemos que coger el Bus 7 para ir al Lago Oeste. Xavi nos ha dicho que desde la parada de KFK y Starbacks, es una parada. Como lo cogimos en la estación de bus que está a la salida, estuvimos un poco más en el bus, pero en que veas el KFK, es la siguiente parada. El billete se coge en el mismo bus con monedas, 2 ¥ y así te evitas que te mareen los taxis.
El lago conforme te acercas, ya se ve así que, no tendrás problema. Tiene una extensión de más de 8 km cuadrados y está lleno de sauces y flores de loto.
Desde la parada nosotros fuimos hacia atrás para empezar el paseo hacia la Pagoda de las seis armonías. Es precioso y si tienes suerte y el cielo está despejado, se ve el Skyline.
 IMG_0012
A nosotros nos ha salido un día genial, soleado y con unos 8 grados. Puedes alquilar barca o montarte en pequeños barcos y recorrerlo.
Paseando vas viendo el Jardín Huagang, la Isla Xiaoying, el Puente del jardín Quyuan, el Dique Bai… mires a donde mires es bonito.
Para entrar en la Pagoda Lihue son 30 ¥. Ya desde abajo impresiona, son cinco plantas y está ubicada sobre la colina del Atardecer. Puedes subir en ascensor o por la escaleras. Nosotros lo hicimos por las escaleras porque tengo vértigo  y así voy probando.
IMG_0019
Por dentro tiene esculturas en madera, cuadros, tiene alguna tienda. En cada planta puedes ir saliendo a los balcones que la rodean y las vistas del lago son impresionantes. Llegamos hasta arriba y prueba superada. Si sufres de vértigo puedes subir y en las dos ultimas no te asomas mucho y solucionado, pero sube, que merece mucho la pena. Las escaleras son cerradas y no ves el vacío.
IMG_0046
La vuelta a casa ya fue otra historia porque creímos que nos habían robado o perdido las tarjetas del hotel. Por suerte yo tenía el nombre del hotel en el blog escrito y paramos a una pareja. Les explicamos en inglés y les pedí el móvil para poner el nombre del hotel en chino para el taxista. Hicimos foto a su pantalla y esa parte, solucionada.
Luego le pedimos hacer una llamada y así pudimos avisar a Xavi para que llamara al hotel y avisara por si acaso.
Gente maja hay en todos lados y esta pareja son un ejemplo de ello.
Siguiente fase, conseguir un taxi. Como ya he comentado no les gusta mucho coger extranjeros, así que nos armamos de paciencia y a mover el brazo durante unos 15 minutos. Ya cuando empezábamos a desesperar y empezamos a buscar el metro, nos paro uno, le enseñamos la foto que habíamos hecho a la pantalla del móvil de la pareja con el nombre en chino y nos dijo “fifty”… “Ok, Perfect”,  lo que fuera nos iba bien.
El trayecto duró unos 30 minutos, el tráfico y los atascos son casi permanentes, pero dentro de su caos, ellos se entienden.
En el Hotel descansamos un poco, ducha calentita y fuimos a casa de nuestros amigos que unos amigos chinos nos invitaban a cenar a un restaurante alemán.
A nosotros con el ajetreo del día no nos había dado tiempo a comer más que algo de fruta y unas patatas así que llegamos con mucha hambre. Pedimos carne, ensalada, salchichas y un vino que después de estos días por aquí, nos apetecía. No estaba mal, algo afrutado.
Aún fuimos un rato a la discoteca  H-LINX, que está en la Hangzhou Tower. Una pasada, hacen espectáculo dentro, todo muy moderno y por ser extranjeros y sobre todo, porque conocen a nuestros amigos, nos invitaron a todo.
Tomamos unos tequilas y luego un cocktail más suave. La música que sonaba estaba bastante bien y los dj eran totales.
De aquí al Hotel a descansar que ya toca.

Deja un comentario