ESPAÑA, EUROPA, FLORENCIA, ITALIA, Sin gluten

FLORENCIA, capital de la Toscana: qué ver y comer sin gluten en dos días

Llegamos en un tren desde MILAN a las 17:15 horas. Salimos de la estación y fuimos caminando hasta nuestro hotel. En Florencia elegimos el HOTEL BALCONY, en pleno centro histórico de la ciudad, un acierto si no tienes mucho tiempo ya que estas cerca de todo o casi todo.

Dejamos las maletas y nos fuimos a dar una vuelta por la ciudad para ir situándonos. La plaza del Duomo la teníamos muy cerca y caminando llegamos hasta el Puente Vechio y nos fuimos a buscar algo para cenar.

Justo en la misma plaza del Duomo está Mister Pizza, un local pequeño, con buen ambiente y unas pizzas riquísimas y tienen sin gluten. También tienen cerveza Daura sin gluten (4 €).

img_0340

Las dos pizzas, dos Spriz y dos cervezas nos costó 38 €. Recomendable porque además estas en una de las plazas más bonitas de Florencia.

De aquí al hotel, 5 minutos caminando.

Nuestro hotel incluía desayuno así que a las 8:30 allí estábamos tomando nuestro café y demás. Sin gluten tenían un crema de chocolate que yo acompañé con mis magdalenas sin gluten traídas en la maleta.

Aquí os dejo enlace al mapa con algunos de los puntos que fuimos viendo a lo largo de estos dos días en Florencia.

Ruta por Florencia en dos díasJPG

La primera mañana en Florencia realizamos también un FREE TOUR. Esta vez fue Zoraida nuestra guía.

El punto de salida era la Iglesia de San Lorenzo, a cinco minutos andando desde nuestro hotel. Esta ciudad se puede recorrer caminando tranquilamente.

Piazza del Duomo

Esta plaza aglutina tres de los puntos de interés turístico, el Baptisterio de San Giovani, la Catedral de Santa María de Fiore y el Campanario de Giotto.

Al visitar el Duomo Santa María del Fiore puedes subir al mirador exterior de la gran Cúpula de Brunelleschi, desde donde tienes las mejores vistas panorámicas de la ciudad de Florencia.

La entrada a la Catedral es gratuita, pero si quieres subir a su Cúpula, al Campanario y ver el Baptisterio, tendrás que comprar una entrada o seleccionar un tour.

P1190340-min

Nosotras no fuimos previsoras, y, cuando fuimos a coger los tickets online para subir a la cúpula, no quedaban entradas. Una razón más para volver.

La siguiente parada en el tour fue la Iglesia y Museo de Orsnamichele. Cuando se construyó en 1337 fue como mercado de grano y después se convirtió en iglesia.

La entrada es gratuita y el horario es de 10:00 a 17:00 para la iglesia. El museo solo abre los lunes, de 10:00 a 17:00 horas.

 

Plaza de la Señoría

Es el centro político de la ciudad y la plaza que alberga varios de los monumentos más relevantes, como el imponente  Palazzo Vecchio.

Este palacio es un museo, y en su entrada puedes ver una copia del David de Miguel Ángel. La escultura actual se encuentra en el Museo de la Academia.

img_1805

Justo a la derecha se encuentra la Logia dei Lanzi. Antiguamente allí se celebraban asambleas y actualmente es un lugar donde se exhiben obras de Los Medici, como el Perseo, de Cellini.

También puedes ver la Fuente de Neptuno conocida como “Il Biancone“, la estatua ecuestre de Cosme I, el Palacio Uguccioni presidido en su entrada por un busto de Francisco I Medici.

 

Galería Uffizi

Este famoso palacio y museo alberga una de las colecciones más antiguas y conocidas en todo el mundo. Es la galería más visitada de Italia y tiene, por ejemplo, El nacimiento de Venus, de Bottichelli, o La Anunciación, de Leonardo Da Vinci.

Los dos días que pasamos por aquí las colas eran bastante largas, si quieres saltarte la cola en este enlace puedes comprar una visita guiada. Si solo quieres la entrada, te recomiendo cogerla en la web oficial.

De martes a domingo, está abierta de 8:15 a 18:50 horas. Los lunes cierra y también tres festivos, el 1 de mayo, el 25 de diciembre y el 1 de enero. Tenlo en cuenta antes de planear tu viaje.

Si continúas caminando y pasando por el arco llegas a al río Arno y sus increíbles vistas a los puentes que lo cruzan.

P1190347-min

Puente Alle Grazie

Puente Veccqio

Este puente medieval despierta una magia especial con sus casas colgantes y por la historia que tiene detrás. Desde siempre ha sido un lugar utilizado por los comerciantes.

P1190313-min

Seguro que te suena de alguna película como El Perfume y de miles de fotos en redes sociales.

Este puente tiene mucha historia y nuestra guía en el Free Tour nos fue contando historias sobre el corredor vasariano, algo así como un pasadizo para conectar el Palacio Vecchio con el Palacio Pitti y como el Gran Duque, Fernando I, expulsó a los carniceros de sus comercios en el puente, porque no soportaba el olor.

Nuestros tour finalizó al otro lado del puente, pasando por el Palacio Pitti  y hasta la Plaza Santo Spirito.

En esta plaza hay varios bares donde puedes tomar un Spritz y picar algo a precios razonables.

img_2498

Ya por nuestra cuenta, volvimos sobre nuestros pasos y fuimos al Puente Santa Trinidad a hacer unas fotos. Como curiosidad, este puente es el más antiguo del mundo de arcos elípticos.

A primera hora de la mañana habíamos visto un restaurante que ponía Senza Glutine así que volvimos hacia nuestro hotel, porque estaba al lado.

El restaurante se llama Ciro & Sons. Había sitio en la terraza así que nos sentamos y pedimos unas cervezas, marca Peroni sin gluten para mi. Andrea eligió pasta y yo unos ñoquis. Mientras preparaban la comida nos sacaron un aperitivo y ¡el pan era sin gluten!, todo un detalle.

img_2348img_0341

La comida muy buena. Los dos platos, más dos cervezas y dos cafés, nos costó 39 €.

Cómo estábamos al lado del hotel, subimos media hora a descansar y, volvimos hacia la Plaza del Duomo. Queríamos tomar un helado y justo en un bocacalle desde la entrada del campanille está la Heladería Grom, con todos sus helados incluido el cucurucho, sin gluten.

img_1807

Con mi camiseta Wonder Woman, de Carita bonita y un rico  helado de pistacho sin gluten de Grom

Te recomiendo probarlos, están deliciosos.

Continuamos callejeando en dirección al mirador con mejores vistas de la ciudad, en la Plaza de Miguel Ángel.

Pizzale Michelangelo

Se puede subir en un bus que lo tienes que ir a coger a la estación de tren y buses. Es el número 12 y salen con frecuencia. Nosotras fuimos caminando y no tardamos más de media hora. La última cuesta tiene unas escaleras algo empinadas que te acelerarán las pulsaciones durante unos minutos.

Una vez arriba ya es cuestión de buscar tu hueco para disfrutar del atardecer desde lo alto de la colina, al sur del río Arno.

P1190351-min

Las vistas son increíbles. Si ya has visitado parte de la ciudad, vas reconociendo todos los lugares por los que has ido paseando.

P1190389-min

Sin duda, el mejor punto de Florencia. Nosotras estuvimos buen rato hasta que calló el sol y bajamos hacia la zona de la plaza espítu para tomarnos un Spritz y picar algo.

Entramos en el Volume, un café-museo librería con música en directo algunos días. Había muy buen ambiente y la decoración era muy chula. Pedimos dos Spritz y te sacan de acompañamiento (gratis) una bandeja con Hummus, tomate, zanahorias, pepino y patatas bastante grande. Cada bebida nos costó 6 € pero era un baso grande y sobre todo, el lugar tiene un rollo bohemio muy guay.

Pasamos un buen rato de cháchara y volvimos caminando hacia el hotel pasando por el Puente de Santa Trinidad desde el que pudimos ver de nuevo las vistas del Puente Vecchio de noche, con la luna llena sobre él.

A la mañana siguiente, nos levantamos pronto, bajamos a desayunar y recogimos todo para hacer el check out. Dejamos las maletas allí porque nuestro tren salía por la tarde y salimos hacia Santa María del Fiore para verla por dentro y ver si podíamos conseguir entradas para subir a la Cúpula. En internet como os comento más arriba no había, pero quisimos probar suerte yendo pronto a la taquilla.

Al llegar la cola ya era bastante larga antes de que abrieran. Estuvimos unos tres cuartos de hora esperando.

img_2496

La entrada a la Iglesia es gratuita. Una vez dentro, en mi opinión, no tiene gran cosa. Lo bonito es subir a la Cúpula, el Baptisterio y el Campanille, pero dentro pudimos confirmar que no había tickets disponibles hasta el día siguiente, tal como ponía en internet, así que para otra ocasión.

Yo subí cuando vine hace muchos años, cuando el viaje de estudios del instituto y recuerdo que las vistas eran espectaculares.

Queríamos aprovechar la mañana así que nos pusimos las pilas y fuimos con google maps recorriendo la ciudad para visitar los puntos que nos apetecía ver.

Fuimos a la Iglesia de la Santa Croche, que es donde están enterrados Miguel Ángel y Galileo y, además es la Iglesia Franciscana más grande del mundo.

P1190448-min

Se puede visitar de 9:30 a 17:00 horas de lunes a sábado y los domingos de 14:00 a 17:00 horas, y el precio es de 8 € para los adultos, jóvenes 4 € y menores de 11 años gratis

Caminando de camino al Mercado Nuevo por la Via de Neri, nos encontramos con una panaderia-pastelería que se llama Starbene y todo es gluten free. Hay varias en la ciudad.

En el Mercado Nuevo está en la Plaza de la República y además de hacer alguna compra en sus puestos, puedes ver su famosa Fuente del Porcellino.

img_1804

La leyenda cuenta que hay que tocar al Porcellino pero haciendo el siguiente ritual. Primero debes frotar el hocico del jabali y, después poner una moneda en su boca dejándola caer al agua a través de las rendijas.

Continuamos hacia el Mercado de San Lorenzo. Tiene puestos de mercadillo alrededor y dentro de lo que es el edificio del mercado, puedes encontrar puestos de comida como en el Mercado de San Miguel, de Madrid.

No nos quedamos a comer aquí porque no encontramos ningún puesto que tuviera opciones sin gluten, así que como estábamos muy cerca, volvimos al restaurante del día anterior que nos había quedado pendiente probar allí la Pizza.

Nada más llegar al Ciro & Sons se alegraron de vernos de nuevo. Nos sentamos en la terraza y pedimos dos pizzas, dos cervezas y dos cafés. La pizza napolitana sin gluten estaba deliciosa, ha entrado directa a mi lista de pizzas favorita.

Ya con el estómago lleno, nos quedaba por ver la Basílica de Santa Maria Novella, y la teníamos a pocos pasos.

El horario es de lunes a viernes de 9:00 a 19:00 horas (de abril a septiembre) y de lunes a viernes de 9:00 a 17:30 horas (de octubre a marzo). Precio para adultos 7,50 €, jóvenes 5 € y menores de 11 años, gratis.

P1190472-min

Esta basílica está en la plaza del mismo nombre, Plaza de Santa María Novella. Tiene mucho ambiente y unos bancos de piedra donde la gente descansaba mientras escuchaba a un artista que estuvo un rato dando un concierto acústico.

El interior está muy cuidado y tiene unos frescos muy curiosos sobre la vida cotidiana de los florentinos en la alta edad media. Destaca el Crucifijo de Brunnellesci y sus Claustros, en los que se encuentra una capilla que se llama la Capilla Española.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

A la salida nos quedamos un rato escuchando al músico con su guitarra y ya, fuimos al hotel a recoger la maleta y a la estación a coger nuestro tren a Milán que salía a las 19:45 horas.

Este tren lo compramos a través de la app Omio y nos costó el trayecto 28 € a cada una, y en 2 horas estábamos ya en Milán. A Milán solo volvimos para dormir un poco porque a las 4:30 cogíamos el bus de Terravisión hacia el aeropuerto para tomar nuestro vuelo Bérgamo-Zaragoza a las 6:40.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.