ESPAÑA, EUROPA, Sin gluten

MADRID Fin de semana sin gluten

Madrid es de esas ciudades, que aunque hayas estado muchas veces, siempre encuentras cosas nuevas.

En esta ocasión  dormimos en la misma Puerta del Sol, en los apartamentos Sol Mayor. Nos tocó un estudio tipo duplex, bastante chulo, sin las vistas de la web pero cómodo, limpio y tranquilo. La ubicación y el precio de diez.

Desde Sol las comunicaciones son casi perfectas, aunque en este caso, fuimos mirando las estaciones de metro con ascensor porque viajamos con la nena de mi amiga y carrito.

El fin de semana lo pasamos haciendo alguna visita cultural, callejeando, una actividad sorpresa, algún rato de tiendas y conociendo nuevos restaurantes sin gluten.

Visitas turísticas:

metro

  • El Templo de Debob. Se encuentra junto al Parque del oeste y es un regalo de Egipto a España por la ayuda en salvar los templos de Nubia. Quizás la mejor hora para visitarlo es el atardecer, pero si quieres dar un paseo es bonito a cualquier hora. La visita es gratuita y los lunes permanece cerrado. Aquí los horarios. El metro desde Sol, línea amarilla hasta Plaza de España.

img_2589-1

 

  • Una vez que estas aquí, aprovechas y ves.
    • Plaza España
    • Palacio Real o también llamado Palacio de Oriente. La entrada cuesta 10 € y si la quieres con guía, 14€.  Metro, Opera.
    • Catedral de la Almudena es una perfecta  mezcla de etilos. Yo no dejaría de visitarlaLa entrada es gratuita y solo pagas si quieres acceder a la cripta y al museo. Adultos 6 €.

Por la Plaza Mayor casi seguro que pasas siempre que vas a Madrid, es el corazón de la ciudad junto a la Puerta del Sol y si no eres celíaco, puedes aprovechar y comer uno de los famosos bocadillos de calamares que encontrarás en cualquier restaurante de la plaza. Uno de mis retos, para la próxima visita a Madrid, es encontrar un bocadillo de calamares sin gluten, si alguien sabe donde encontrarlo…

Uno de los días comimos en un mexicano, La Venganza de Malinche. Todo un acierto, en su carta hacen referencia al gluten y el personal de sala te explica cada plato con detalle.

Nosotras fuimos al de Las Descalzas todo lo que pedimos, estaba muy bueno además de disfrutar de un ambiente muy bueno. Yo personalmente, no había probado la comida mexicana, y aunque no entraría en mis favoritas, diría que está de ocho.

De aquí fuimos a Celicioso, en la calle Hortaleza, justo en frente de Montera según cruzas por Gran Vía. Es una cafetería-pastelería sin gluten espectacular. Como no había sitio en ese momento y también tienes la opción de comprar para llevar, cogí un trozo de tarta de chocolate, que además de sin gluten, era sin lactosa y sin huevo.

Fuimos por Fuencarral, otra de las calles que no debes perderte si quieres hacer una compras o si te apetece tomar algo en bares con encanto. Nosotras fuimos a La Tita Rivera, para mi un bar con mucho encanto y sobre todo una terraza preciosa en invierno y en verano. También tiene opciones sin gluten y sobre todo, Cerveza Estrella Galicia sin gluten, una de las más buenas.

Un lugar curioso, que si no lo conoces, no encontrarás, es el Jardín secreto de Salvador Bachiller. Está dentro de una tienda de bolsos, a la mitad de la calle Montera. Allí hay una parte tipo tetería donde tomar algo o cenar y en la última planta, hay una terraza preciosa. El personal, encantador.

No debes dejar pasar el Mercado de San Miguel, junto a la Plaza Mayor. Conserva su estructura original de hierro del siglo XX y tiene puestos de comida para todos los gustos. Si vas en grupo unos que vayan a coger mesa y otros a pedir, porque siempre está a tope.

Una de las noches cenamos en el Five Guys, la hamburguesería favorita de Obama, según dicen. Está en la esquina de Gran Vía con Callao y aunque nos habían dicho que se formaba mucha cola, luego nos tocó esperar como mucho 15 minutos. La opción sin gluten es con un crap de lechuga y está bastante buena. La normal, según mis amigas, de diez.

Todos los ingredientes que tienen son sin gluten salvo el pan. Así que los celíacos nos la comemos así, que aunque a priori no te diga nada, está riquísima. También puedes pedir las patatas fritas en aceite de cacahuete. Deliciosas.

Otra noche, mientras mis amigas se comieron una porción de pizza con una pinta increíble en el Cambalache, un pequeño bar de cocina argentina en Malasaña, yo me cogí un sándwich sin gluten en un Rodilla, que los hay por distintas partes de Madrid y no está mal, aunque le faltaría algo de originalidad y sabor.

El domingo fuimos al rastro que se celebra todos los domingos en el popular barrio de La Latina. Durante la semana, sus tiendas de antigüedades permanecen abiertas y todos los domingos salen a la calle. Además puedes comprar ropa, complementos, libros,flores… También es típico ir de tapas por La Latina, así que para allí que fuimos.

Comimos en la Taberna La Concha, tienen carta específica sin gluten y todo está bastante bueno. Son raciones o tostadas de tamaño mediano. Bueno precio.

En esta zona, encontramos otro restaurante que especifica en su puerta que tiene opciones sin gluten, la Pizzería Emma y Julia Ristorante, pero ya la dejamos para la próxima visita a Madrid.

Como actividad sorpresa, mi amiga nos concertó una sesión de fotos de una hora en El Globo naranja Fotografó. Iván el fotógrafo, muy agradable nos hizo pasar un rato muy divertido, y las fotos quedaron muy chulas. Está en ciudad lineal, pero con el metro llegas enseguida.

Estos han sido los rincones sin gluten que he encontrado en esta visita a la capital de principios de 2017, para la próxima espero ir descubriendo muchos más.

 

2 thoughts on “MADRID Fin de semana sin gluten

  1. Buenas!

    No te dejaste casi ningún rincón de Maxrid centro sin visitar, pero nos preguntábamos si habías visitado los pueblos de Madrid más destacados para comer o para ver unos paisakes maravillosos. Nosotros hemos escrito una recopilacióm de los mejores pueblos de Madrid aquí: https://turismocuatro.com/pueblos-de-madrid-con-encanto/

    También podías haber pasado por el Parque Europa de Torrejón de Ardoz, te lo re omendamos para tu siguiente viaje a Madrid.

    Un saludo.

Deja un comentario