ESPAÑA, Sin gluten

Excursiones desde Huesca

Huesca puede ser un buen punto de partida desde el que hacer alguna excursión y/o visita gastronómica.

Castillo de Loarre

A 34 km tenemos uno de los castillos románicos mejor conservados, el Castillo de Loarre. Su visita te transporta a tiempos pasados y cualquier estación del año es buena para visitarlo. Su magia y entorno te atraparán.

En 2003 se rodó allí El Reino de los Cielos, de Ridley Scott.

Ofrecen visitas guiadas y también hay una cafetería.

Horario: En invierno de 11:00 a 17:30 horas y tienen el lunes como día de descanso, en verano 10:00 a 20:00 horas, y en primavera y otoño de 10:00 a 19:00 horas.

Precio: La entrada cuesta 4,50 € y 6 € si la prefieres guiada. Hay descuento para estudiantes, grupos, jubilados, menores y/o personas con diversidad funcional.

Para comer o incluso pasar unos días de acampada, te recomiendo el camping de Loarre. Está a la izquierda en la carretera que sube al Castillo. Desde allí o en su web puedes ver las actividades que ofrecen: Parapente, paseos a caballo, rafting y escalada.

Alquezar

A 47 km puedes visitar el bonito pueblo de Alquezar y, si te ves con fuerzas, hacer las pasarelas del río Vero. El trayecto tiene un entorno espectacular. Recomiendo llevar zapatillas porque sino, puedes resbalar.

Hay muy buenos restaurantes en este bonito pueblo, pero esta vez, mi recomendación para comer es Casa Pardina. Su comida es de sobresaliente, todo productos de la tierra de alta calidad, un servicio impecable y con unas buenas vistas. Precio medio-alto, pero 100 % recomendable. Su carta especifica los platos sin gluten y son la mayoría. No olvides reservar con unos días de antelación.

Panillo

A unos 90 km y perteneciente al municipio de Graus, encontrarás el Templo budista Dag Shang Kagyü, en Panillo. Es un centro de meditación y retiro espiritual, un oasis de paz entre montañas. El recinto es pequeño, pero tiene su encanto. 

Horario: está abierto todos los días para visitas, salvo el templo que depende de si están realizando alguna clase en su interior.

Precio: es gratuito. Si quieres que te hagan una visita guiada es posible aportando una propina u ofrenda.

Hay una pequeña tienda donde comprar algún detalle.

Ainsa

A poco más de 100 km puedes visitar la villa medieval de Ainsa. Las murallas que rodean al Castillo están muy bien conservadas y recorrer sus calles te transporta al medievo. Su plaza mayor es perfecta para tomar unas tapas o un café bien calentito.

Para comer, el Restaurante Sánchez está muy bien calidad-precio y tiene un comedor muy bonito. El servicio muy bueno y si les comentas que eres celiaco no hay problema, te adaptan el menú.

En la plaza mayor está la Pizzería La Tea. Tiene pizza sin gluten, pero yo las veces que he estado no he comido allí porque estaba lleno.

Canfrac Estación

A 95 km, esta antigua estación de ferrocarril se inauguró en 1928. Está llena de Historia y tiene una magia especial. Puedes aprovechar y hacer una ruta de senderismo por la zona, el entorno es una maravilla.

Aquí puedes encontrar toda la info sobre horarios, actividades, precio,… Todos los viernes, sábados y domingos, al anochecer hay un espectáculo de luces y sonido. No es necesario reservar, lo ves a pie de calle.

Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido

A unos 100 km, en el Valle de Ordesa, está el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido.

Gradas de soaso

Cola de caballo

Mi excursión favorita es la de la Cascada de la Cola de Caballo pasando por la Gradas de Soaso. Imprescindible ropa de montaña adecuada, cierta forma física ya que son unos 17 km y un buen picnic para ir recargando pilas. No olvidad el agua y llevar chubasquero si crees que va a llover.

Hay más rutas así que os dejo aquí enlace de la web del Parque Nacional.

Otro de mis lugares favoritos es el Valle de Bujaruelo con su puente románico de San Nicolas sobre el río Ara. Desde pequeña he dio en muchas ocasiones.

Para comer en esta zona, en el Refugio de Bujaruelo podrás degustar una carne exquisita y/o sus famosas judías pintas. Para los celíacos tienen opciones.

 Jaca

A 75 km de Huesca, Jaca tiene una amplia oferta. La Catedral y la Ciudadela es lo más representativo de la ciudad.

La Catedral de San Pedro es una de las más representativas del románico en España. La Ciudadela o Castillo de San Pedro es una visita imprescindible. Os dejo aquí sus horarios y precios porque son bastante variados. Si no tienes tiempo o no te apetece realizar el recorrido, desde fuera tiene su encanto, y con suerte puedes ver los ciervos en el foso. Todo su alrededor es una pradera, donde, si el día está soleado, te apetecerá tumbarte.

En invierno la ciudad se llena de esquiadores que suben a Formigal y otras estaciones del Pirineo Oscense.

Jaca tiene todo el centro histórico prácticamente peatonal y en él está la zona de bares para echar una tapas con un buen vino. Mi bar favorito es La Tasca de Ana, todo lo que ofrecen está buenísimo y además tiene una carta con los platos sin gluten.

Estos son alguno de los rincones que tiene la provincia de Huesca, pero no los únicos. No dudes en hacernos una visita.

1 thought on “Excursiones desde Huesca

Deja un comentario