EUROPA, POLONIA, Sin gluten

Cracovia y su encanto medieval. Qué ver y comer sin gluten.

La leyenda cuenta que Cracovia se fundó tras la derrota de un dragón. La Segunda Guerra Mundial dejó una importante huella en Cracovia, una de las ciudades que conserva barrios judíos, los cuales fueron duramente atacados por los nazis. Su centro histórico fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1978.

A Cracovia llegamos, tras cuatro horas y media en tren desde Varsovia. Lo habíamos cogido con tiempo por internet en esta web.

➡️ Precio tren: 16,88 € por persona de Varsovia a Cracovia.

P1140267

Al llegar llovía bastante, así que improvisamos y cogimos un taxi en la misma estación. Subes en un ascensor y ya sales al parking donde verás la parada de taxi.

➡️ Precio taxi: 4,45 € total para cuatro con maletas; un chollo.

DÓNDE DORMIR

Habíamos cogido a través de booking el Mosquito Old Town apartments. Es completísimo, la cocina está totalmente equipada, las camas muy cómodas y la zona tranquila para poder descansar.

 

P1140330

QUÉ VER Y DÓNDE COMER (Con y sin gluten)

🔶Primer día.

Se encuentra al lado de la Iglesia de San Pedro y San Pablo, de estilo barroco y con una bonita fachada. La calle Grodka, donde se encuentra esta iglesia es un ir y venir de carrozas tiradas con caballos  y la vía para llegar a distintas partes de la ciudad. En ella puedes encontrar pequeños supermercados de Carrefour o Spar donde comprar un poco de todo.

Nuestra primera parada del día fue a comer, en el Restaurante Pod Baranem. Había leído que tenía opciones sin gluten y estaba justo en una calle paralela. Tiene una carta muy amplia con y sin gluten y un servicio algo protocolario. La comida está bastante buena y es la típica polaca. Yo pude probar por fin los PIEROGIS.

P1140298

➡️ La comida para cuatro con vino nos salió en total por 347 PLN, así que salimos a 20 € por persona. Algo caro para lo que es Polonia, pero todo muy rico.

  • La majestuosa Plaza del mercado o Rynek Glovny, es la mayor plaza medieval de Europa.

  • En el centro está la Lonja de Paños, que actualmente tiene puestos de artesanía y suvenires.

  • A su derecha está la Basílica de Santa María, que se puede visitar todos los días de 11:30 a 18:00 horas y los domingos una vez terminada la misa.

➡️  El precio son 10 PLN.

P1140385

  • También podemos ver la torre gótica del ayuntamiento. Tiene 75 metros de altura y 110 peldaños. La entrada ➡️cuesta 9 PNL y los lunes es gratis.

Esta plaza tiene una atmósfera especial, cualquier lugar a donde mires tiene su encanto.  Está rodeada por Museos y antiguas casas gremiales y gran cantidad de bares y restaurantes.

  • Al fondo de la calle Florianska, con tiendas y restaurantes, se encuentra  la Puerta de San Florián.

P1140389

  • Tras ella llegas a La Barbacana, una fortificación medieval, con un pequeño foso. Es uno de los pocos restos que quedan de la fortificación que custodiaba la ciudad junto a la Torre de Florián.


🔶Segundo día

Auschwitch y las Minas de sal de Wieliczka de las que hablaré  en otro post.

A la vuelta, cenamos en el Taco Mexicano, en frente del apartamento. El bar es muy bonito y acogedor y el dueño, un chico mexicano que nos contó alguna cosa de la historia de Cracovia.  La comida, espectacular y con un 95% de la carta sin gluten.

Nos recomendó ir al barrio judío a tomar una copa y allí que fuimos. Nos costó un poco encontrar la zona, pero lo conseguimos.

🔶Tercer día

Andando por la calle Grodzka, junto a nuestro apartamento, en dirección contraria a la Plaza del Mercado, llegas a la colina de Wawel.

  • Al Castillo y Catedral de Wawel se accede bordeando la colina por la izquierda.

IMG_0004

El Castillo fue durante siglos residencia de los monarcas polacos hasta que se trasladó la capital a Varsovia. Aquí también descansan los restos de los reyes de Polonia.

Nosotros vimos la parte gratuita, porque no teníamos mucho tiempo para hacer colas. Sus jardines son impresionantes y aquí, como en otras partes de la ciudad se ve la huella del Papa Juan Pablo II. De echo, una estatua del Papa parece vigilar la Catedral. Ya solo su fachada es impresionante y dentro, diría que es una de las más bonitas que he visto. No se pueden hacer fotos, así que tendréis que ir a verla.

También visitamos el patio que está lleno de columnas blancas y allí nos contaron una historia que dice que en el castillo hay un chakra escondido  La leyenda  dice que el dios hindú Shiva lanzó siete piedras a siete lugares distintos y, una de ellas cayó en Cracovia. En este patio, hay una pared manchada (de tanto tocarla) y es donde la gente se apoya para recargar energía. Nosotros, por si acaso, cumplimos con la tradición.

P1140764

Para los que tengan más tiempo, el horario es de martes a viernes de 9:30 a 17:00 y sábados y domingos de 10:00 a 17:00. En los meses de noviembre a marzo cierran a las 16:00 y anotar, los lunes está cerrado.

➡️El precio es de 18 PNL en temporada alta y 16 PNL de noviembre a marzo, y luego dependiendo de la sala que visitas, te pueden cobrar un suplemento.

La accesibilidad para personas con movilidad reducida en este recinto es total, nos llamó muy positivamente la atención. Tomen nota en otros lugares.

De aquí nos fuimos andando hacia la zona del barrio judío, Kazimierz.

P1140773

Esta zona de Cracovia fue la más castigada durante la II Guerra Mundial y fue durante el rodaje de la Lista de Schindler cuando comenzó su recuperación para convertirse en el popular barrio que es ahora.

  • En esta escalera se rodó una escena de la película de Spielberg.

P1140803

  • En la Plac Nowy o Plaza nueva hay un edificio circular con sus pequeños puestos de comida numerados en los que te puedes comer un zapekanka, que es algo similar a un panini pero bastante más grande. Esto no lo probé por aquello del gluten pero mis amig@s no tardaron mucho en acabárselo. ➡️Cuesta unos 2 €.

P1140808

P1140813

El artista callejero Kuba utiliza el arte de la calle como un símbolo para la regeneración de una ciudad. Su plantilla de Gene Kelly cantando “I’m Happy Again” es un mensaje atractivo sobre una ciudad todavía en recuperación de los horrores de la Segunda Guerra Mundial y la posterior ocupación comunista.

En esta zona comimos en el restaurante Filicori zecchini, no era específico sin gluten, pero tomé una ensalada bastante completa. La comida para cuatro nos salió por ➡️192 PNL, con bebida y cafés.

  • De las siete Sinagogas de Kazimierz, se pueden visitar seis: La Sinagoga Tempel, la Sinagoga de Isaac, la Sinagoga Kupa, la Sinagoga Wysoka, la Sinagoga Vieja, la Sinagoga Remuh.

P1140844

IMG_0040IMG_0041

Continuamos andando según nos indicaba google maps hacia el río Vistula para cruzar por el puente y llegar a la Fabrica de Schindler. De camino puedes ver:

  • El Museo judío de Galicia, con fotografías, objetos y testimonios interesantes. El horario es de 10:00 a 18:00 y ➡️cuesta 16 PNL la entrada.

P1140851

  • El Gueto de Cracovia y la Plaza de los héroes del Gueto, en la que sus sillas representan las pertenencias robadas a los judíos al llegar al Gueto.
  • La Fábrica de Schindler. Oskar Schindler, miembro del partido nazi, empezó con un interés económico pero luego, con la excusa de necesitar mano de obra para su fábrica, salvó del los campos de exterminio nazis a unos mil doscientos judíos.

El horario es de 10:00 a 19:00 horas, pero será mejor que compres tus tickets por anticipado, ya que nosotros llegamos y ya no vendían en taquilla porque limitan la entrada a un número de personas.

P1140865

Para volver a la plaza cogimos un coche eléctrico de los que te ofrecen tours por la ciudad a buen precio. Nosotros solo lo usamos como transporte, pero el chico igualmente nos iba contando cosas.

Nos dejó en la Rynek Glovny y desde aquí fuimos en busca del bar House of beer.

IMG_0042IMG_0043

  • El bar House of beer está en la calle Tomasza y como su nombre indica, puedes disfrutar de una gran variedad de cervezas. En mi caso, también porque había cerveza gluten free.

IMG_0046

➡️Pagamos menos de 2 € por cada cerveza.

Para cenar elegimos el Goscinna Charta Karczma, que está en una de las calles que salen de la plaza del mercado, paralela a la calle Florianska. Es de comida polaca y está ambientado como una taberna, aunque no nos gustó mucho, me indicaron los platos sin gluten que podía comer.

Para acabar el día nos tomamos una copa en un bar cerca del apartamento por la calle Grodka, que a las 00:00 teníamos un cumple que celebrar.

🔶 Cuarto día.

Hoy ya nos toca volver a España, así que dejamos el apartamento y llevamos las maletas al hostel que está asociado con los que gestionan nuestro apartamento. Allí nos las guardan en unas taquillas.

  • En esta zona se encuentra el Stary Kleparz, el mercado más antiguo de Cracovia. Compramos algo de fruta y vimos la esencia de su gente.

P1140936

  • Un poco de compras en la lonja de paños y en la calle Florianska.

Si tienes que imprimir algo como nosotros el billete de Ryanair, en la misma calle Florianska hay un Internet café para hacerlo.

Comer comimos en el restaurante Gosciniec florianaki. Tiene varias opciones sin gluten marcadas en la carta y cerveza apta para celiacos. Yo comí una lasaña de verduras que estaba riquísima. Tiene un precio medio.

Para ir al aeropuerto nos decantamos por el taxi. Nos costó llegar 25 minutos y nos cobró 108 PNL, que son unos 25 €. Al ir cuatro, sale bastante bien.

Os dejo algún sitio más gluten free donde tomamos algo o vimos mientras paseábamos.

  • Miazsz, detrás del Barbican. Ofrece paninis y granizados sin gluten.
  • Trattoria Prima, que ofrece pasta sin gluten.
  • Zupa soup Bar, en el barrio judío.
  • Panini cafe, en el barrio judío

Este fue más o menos nuestro recorrido:

plano cracovia

Por último recomendar el libro “El pintor de Cracovia” de Joseph Bau, quien fue el prisionero número 69084 y, la película, “La lista de Schindler”, de Steven Spielberg.

 

 

 

 

1 thought on “Cracovia y su encanto medieval. Qué ver y comer sin gluten.

Deja un comentario