ASIA, CHINA

Comenzamos: Vuelo Barcelona-Londres Heathrow (paso a paso) -BEIJING

Nos levantamos en casa de unos amigos, desayunamos, preparamos bocadillos sin gluten y al Metro. 
4,5€ billete por persona y, en unos 30 minutos desde Hospitalet, llegamos al Prat.
Nosotros volamos con British Airways y el vuelo lo hemos cogido a través de una agencia de nuestra ciudad, Huesca. Se llama Su Viaje y además nos han hecho las gestiones del visado a china, todo a muy buen precio y la verdad, que muy cercanas.
 Para Facturar con British Airways hay que ir al fondo a la izquierda. 
Ya son las 10:10, nos pesan las maletas, Rubén 18 kg y yo 15 kg. Pensábamos que pesarían más, y hemos dejado ropa y comida en casa de nuestros amigos…
Sobre las 10.24 horas pasamos el control de pasaportes y ya, a buscar la puerta de embarque. 
La llegada a Londres, según lo previsto y como apunte, en el vuelo Barcelona- Londres, British Arways no tiene opciones sin gluten en esta parte del vuelo.
Heathrow es un aeropuerto más complicado pero si sigues bien los carteles no hay tanta complicación.
 
Según sales del avión, hay que ir a la izquierda y ya ves señal Flight Connections en morado. Vas por el pasillo y tras unos 20 m, a la izquierda hay pantallas para ver tu vuelo y terminal y unas escaleras mecánicas que bajan. 
Está todo muy bien indicado, solo hay que seguir las flechas. 
 

Una vez abajo, a la derecha es Terminal 5  y a la izquierda terminal 2 y 4.

Nosotros vamos a la T5 así que nos montamos en el Bus y en menos de 10 minutos llegas. Una vez allí estás en un hall enorme. Hay carteles que te indican que hasta las puertas A, B y C cuesta 20 minutos andando y 10 minutos en tren. Bajas unas escaleras mecánicas bajo el cartel y llegas a un ascensor que te lleva a la planta -1 donde coges el metro.

 

Si quieres comer algo concreto, aprovecha  antes de coger el metro porque en la zona de puertas de embarque hay solo dos opciones, una tienda tipo kiosko y un Starbucks.
Nosotros hemos cogido patatas de bolsa, agua y una ensalada gluten free por unas 8 libras, bastante buena la verdad.
Según indican en megafonia, el vuelo a Beijing va con 10 minutos de retraso, así que aprovecho y escribo un poco. Son las 16.03 hora de Londres.
A las 10:30 de la mañana, hora local en Beijing aterrizamos. El vuelo ha estado bien, entre películas, leer, comer y dormir.
El menú gluten free, entre bien y notable.
El aeropuerto internacional de Beijing es bastante grande, pero la señalización está en Chino y en Inglés, así que nos hemos apañado bien.
Primero pasas el control de pasaporte y luego te diriges hacia unas escaleras mecánicas para coger un tren que te lleva a la zona de recogida de equipajes.
En unas pantallas te indican la cinta de recogida y las nuestras, al llegar, ya estaban listas para coger.
Hemos conectado el wifi del aeropuerto para avisar a la familia y ya para fuera, que el señor del transfer del hotel nos está esperando. Decidimos cogerlo por no complicarnos la llegada y nos ha costado 70 € entre los dos. De momento, el conductor no ha dicho ni “mu” y desde que nos ha hecho un rally andando por el aeropuerto hasta el coche de cuidado… no había forma de alcanzarlo. El cielo está bastante gris, no sé si nublado o muy contaminado.
Tras 35 minutos, hemos llegado al Hotel. El Jianguo Hotspring Hotel tiene buena pinta.

 

Las habitaciones más económicas están a unos 35 €, pero tienen de todo y son muy amplias.
 Tienen escritorio, una ketel con gran variedad de tes, frutos secos, agua, vino… entendemos que gratis.
En la recepción hemos pagado 600 yuanes de depósito, unos 80 €.
Ahora toca ducha, descansar un poco y decidir rumbo, que ya son las 12.00 del medio día.

Sobre las tres salimos a la calle en busca del metro que está a unos 300 metros. Lo encontramos en seguida y cogemos la Linea 2 dirección a Fixingmen para hacer transbordo con la Línea 1, para ir  a Tiananmen. En el metro seguimos comprobando que casi nadie habla inglés y esto en algunos momentos, desespera. También vemos cosas curiosas como una pareja que llevan un peluche a modo de guante. Ambos se pegan todo el viaje dando besitos a su respectivo peluche-guante.

Hay – 1 grados y cae agua nieve pero preguntando a un policía, llegaos a La Puerta de Tiananmen, con el enorme retrato de Mao, de la dinastía Ming, quien proclamó la República Popular de China el 1 de octubre de 1949.

Esta zona tiene muchas cosas que visitar, pero por la hora que es ya no podemos entrar, así que nos vamos a dar una vuelta y  hemos aprovechado a hacer merienda-cena, que hoy aun no nos hemos sentado a comer tranquilamente. Unas chicas muy amables que hablan inglés, nos han indicado una calle de restaurantes y nos hemos decantado por el que hemos visto que entraba gente.

Hemos tomado rice with eggs y duplings de arroz rellenos de carne y verduras. Muy ricos y sin gluten. Esto, más dos bebidas y un cuenco de arroz, porque me he explicado regular,nos ha costado 64 yuanes, que sería unos 8 €. Todo la verdad que buenísimo y el wifi iba genial.

La vuelta al hotel, se nos ha complicado porque hemos salido por la boca de metro equivocada y durante casi media hora hemos dado vueltas sobre una manzana…pero finalmente, haciendo memoria y con la ayuda de una pareja y su google maps, nos hemos ubicado y llegado a casa para entrar en calor, que la noche se estaba poniendo heladora.

 

Deja un comentario