AMÉRICA, CUBA

Cómo llegar a Cayo Largo del Sur, el Caribe de Cuba

Elegir que Cayo conocer en Cuba es una tarea difícil, no hay mucha información y depende de la época en la que vayas, puede ser clave una zona u otra. Si puedes elegir, es mejor visitar Cuba en la estación seca, de noviembre a mayo.

El clima es un punto importante y aunque las temperaturas aquí suelen oscilar entre los 24 y los 30 grados de media, los meses de agosto, septiembre y octubre son los peores debido a las lluvias tropicales y al riesgo de huracanes. Son los meses de la estación húmeda.

Nosotras viajamos tres amigas a finales de septiembre. Una tenía clarísimo 100 % Cayo Largo, otra también pero con alguna duda y yo, me decantaba más por un Cayo más accesible en el que no tuviera que coger avioneta.

Había leído que Cayo Guillermo y Cayo Santamaría eran buenas opciones pero al final, nos decantamos por Cayo Largo del Sur por estar en el mar Caribe, sus aguas cristalinas y más templadas.

¿Cómo ir a Cayo Largo ?

Para llegar a Cayo Largo la única forma es en avión o más bien avioneta de hélices. Es un vuelo doméstico que se compra en la web Solwayscuba.com y el precio no es muy económico. Ida y vuelta nos salió por 225 € cada una. Este precio no suele cambiar mucho en ningún momento del año y, lo pagas vayas de excursión en el día o te quedes allí.

El horario de salida te lo confirman el día antes del vuelo por email y la vuelta, lo mismo. El servicio de traslado al aeropuerto-hotel y viceversa, está incluido en el precio, eso sí, tienes que desplazarte a uno de los hoteles que ya te indican en la web que son punto de recogida.

Nosotras llegamos a La Habana la noche anterior desde Cienfuegos y dormimos en el hostal Balcones Habana Vieja, en la calle San Ignacio. Elegimos como punto de recogida el Hotel Florida que nos quedaba a 8 minutos andando.

A la vuelta también dormíamos en este hostal en La Habana vieja. La chica nos recomendó dejar las maletas y llevarnos lo necesario en una mochila para pasar los tres días y medio en Cayo Largo. Fue un acierto.

Importante: al comprar el vuelo intentar informar por email que no duermes en el Hotel al que te vas a acercar a coger el transfer al aeropuerto o avisar en ese hotel que sois X personas para montaros en el transfer del vuelo a Cayo Largo. Nosotras no lo aclaramos y nos pasó lo siguiente:

En el email nos indicaron que debíamos estar a las 4:00 horas en el Hotel Florida. A las 3:50 llegamos ya por si acaso. Esperamos y no llegaba nadie. Una señora con insomnio nos hablaba desde su balcón y nos decía que había venido una furgoneta sobre las 3:30 y que se había ido. Tocamos la puerta del Hotel (estaba cerrado) y preguntamos a la chica de recepción. No sabía nada de lo que le estábamos diciendo pero llamó por teléfono al teléfono que teníamos en el email. El chico dijo que como no estábamos a las 3:30 se había ido. Le pedimos que volviera. No entendíamos nada, nos dicen que vayamos a las 4:00 y va media hora antes y pretende que estemos allí. Esta parte asegurarla bien para que no os pase.

Una vez en el aeropuerto, estuvimos esperando hasta embarcar casi 4 horas. Para llegar a Cayo Largo, hay que ejercitar la paciencia.

Avioneta de Cubana de aviación con la que fuimos a Cayo Largo

Una vez llegas al aeropuerto Internacional Vilo Acuña, nos montaron en un bus

¿Dónde está Cayo Largo del Sur?

Cayo Largo del Sur está en aguas del Mar Caribe. Tiene una superficie de 37  km² y 25 km de longitud, en su mayor parte de playas de arena blanca y aguas de un intenso azul turquesa.

¿Dónde dormir en Cayo Largo del Sur?

Pues esto dependerá de la temporada en la que vayas. Si vas en temporada alta, tienes varios Resorts para elegir. Si vas en temporada baja te puede surgir algún problema. Os cuento lo que nos pasó a nosotras por si os sirve si pensáis ir a Cayo Largo a finales de septiembre o primeros de octubre.

Reservamos 3 noches en el Resort Sol Cayo Largo a finales de agosto. Nos decantamos por este pero para la fecha que íbamos (del 1 al 4 de octubre) nos salían varios para elegir. El 17 de septiembre recibimos un email del hotel en el que nos indicaban que «debido a reparaciones en la Red Hidráulica y otros trabajos de mantenimiento, el Hotel no iba a estar abierto». A pocos días de comenzar nuestro viaje a Cuba, esto fue un chasco.

Ya teníamos los vuelos comprados y las opciones que nos dieron fueron: cancelar la reserva 100 % gratis, ir a su Hotel de Varadero (por el mismo precio) o reubicarnos en otro hotel de Cayo Largo y pagando un poco menos ya que era de categoría inferior.

Nos decantamos por la opción tres, así que nuestro hotel para estos tres días fue el Villa Bellarena y pagamos 342 CUC en total por tres noches, tres personas con todo incluido.

El Hotel son bungalow de lujo que constan de una sala grande que hace función de salon y dormitorio (la nuestra con tres camas) y un baño bastante grande. También tienen porche con una tumbona, aire acondicionado y nevera. Por la zona común se veían repartidos varios jacuzzis sin agua y la gran sorpresa negativa, la piscina principal del hotel, vacía. Si estaba abierta otra más sencilla que quedaba en la entrada del hotel.

Restaurante solo hay uno, tipo buffet. La comida no era especialmente variada y, sin gluten había que rebuscar, pero fueron cuidadosos con lo que yo podía comer y la gente que podía comer de todo no se quejó de la calidad y cantidad.

La explicación que nos dieron fue que estaban con reformas pero los tres días que pasamos allí hablando con el resto de turistas nos hicieron llegar a la misma conclusión que explicaré al final.

¿Qué ver en Cayo Largo del Sur?

Cayo Largo tiene playas de arena blanca y una fauna muy diversa. Como ya he dicho, el buen tiempo ayuda a que puedas disfrutar de este lugar, pero en nuestro caso, salvo la primera mañana que lució algo de sol, el resto de días fue de tormenta tras tormenta.

Desde el Hotel te llevan en bus hasta La Marina donde sale el catamarán hacia Playa Paraíso y Playa Sirena.

En la Marina se encuentra el Centro de Rescate de Tortugas Marinas, que se puede visitar y si tienes suerte y toca echar al mar a las bebe tortugas, te dejan hacerlo.

Embarcadero y Bar que en temporada alta debe estar a pleno rendimiento

Playa Paraíso la conocimos con sol el primer día. Como veis el agua cálida y la arena blanca, no defrauda.

El segundo día fuimos a la Isla de las Iguanas y a hacer snorkel para ver estrellas de mar. Esta excursión la contratamos en el embarcadero con uno de los barqueros que hay por allí. Nos salió por 10 CUC cada una.

El tercer día aunque seguía nublado y llovía a ratos, unos cuantos del hotel decidimos intentar ver Playa Sirena.

Una vez te deja el catamarán en Playa Paraiso, es andar un poco por la orilla.

El mar estaba algo revuelto

Playa Sirena debe ser una joya, pero no era el momento. Prácticamente el mar se había comido la arena y las nubes cada vez más negras no nos dejaron ver su belleza.

Playa Sirena

De vuelta al muelle, el grupo que íbamos del hotel contratamos un paseo en un catamarán con el plato estrella de la zona, una langosta para cada uno. No paraba de llover así que mejor comer medio a cubierto y olvidarnos un poco del tiempo que nos estaba haciendo.

El mejor momento en Cayo Largo

Mis conclusiones sobre ir a Cayo Largo en octubre (temporada de lluvias) y vuelo de vuelta

Las tardes de los tres días que pasamos allí fueron de tormentas impresionantemente fuertes y con mucho aire. Las pasábamos en el bungalow viendo alguna peli, usando internet y algún rato en el bar hablando con el resto de turistas con los que llegamos a las siguientes conclusiones.

Como mucho estábamos en toda la isla treinta turistas y casualmente todos en este hotel, casi parecía un Gran Hermano. Ninguno lo habíamos reservado como primera opción. A todos ellos a mediados de septiembre los reubicaron en este. Al enterarnos nos mosqueó bastante porque nos hizo pensar que simplemente para no tener a cinco en un resort, tres en otro y demás, nos metieron a todos en el mismo y se ahorran personal y gastos varios.

El tema de la piscina y los jacuzzis vacíos también pareció otra trampa, como es temporada baja y hay muy pocos turistas, no les merece la pena el gasto que supone su mantenimiento. En recepción intentamos transmitir este sentimiento pero no hubo forma de que nos dieran la razón.

Había un grupo grande de una familia argentina en la que dos de ellos llevaban 4 días sin poder salir de la isla. Su vuelo salía el día que llegamos pero por la tarde ya las tormentas eran tan fuertes que este tipo de avioneta no puede volar.

Al final pudieron volver a La Habana en el mismo vuelo que nosotras (ocho diás después y con su vuelo internacional perdido), de hecho el día que nosotras volábamos nos tuvieron media mañana sin saber si volábamos o no por el tiempo. Al final a medio día nos llevaron al aeropuerto y allí estuvimos casi 8 horas esperando a que parara de llover. Estando en el aeropuerto cancelaron un vuelo que había a Varadero de los de excursión en el día porque el ciclón estaba sobre esa zona. El nuestro lo dejaron pendiente en función de hacia donde se desplazara el ciclón.

Nosotras volábamos al día siguiente por la noche a Madrid y queríamos salir ya de allí, pero el respeto a volar en esa avioneta con esos truenos también iba aumentando por momentos.

Finalmente salió nuestro vuelo y en poco más de una hora llegamos a La Habana. El transfer nos dejó cerca de nuestro hostal Balcones Habana Vieja y yo me quedé en la habitación y las chicas aun bajaron a tomar una pizza justo debajo.

Si vas a viajar a Cuba de junio a octube, a la hora de elegir un Cayo, valora pros y contras, porque el tiempo es impredecible y es un rollo si te pilla en una isla de la que solo se sale en avioneta.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.