CROACIA, EUROPA

Zadar (Sexto día)

Ayer al ir tarde a comprar el bus ya no quedaban para primera hora y cogimos el de las 11.45 así que nos ha dado tiempo a desayunar tranquilamente en el mismo bar de ayer, Bubos y a echar un ojo a la colección de ZARA en Croacia que lo tenemos a un minuto del apartamento.

Está lloviendo, pero justo para ir a la estación, por arte de magia, para.
Aquí teníamos intención de coger coche para ir más libres de horarios, pero hemos cambiado de idea.
El trayecto dura dos horas y llegamos a Zadar. El chico del apartamento nos recomendó que cogiéramos taxi, pero no los vemos y decidimos preguntar y coger un bus urbano. Nos sale bien, cogemos el número 5 y paramos en la cuarta parada que nos indica el conductor. Allí preguntamos y en 2 minutos estamos en el The Park Apartment, una casa con jardín monísima con todo detalle por 85 € la noche las tres.
 
El chico de la casa,  nos explica con el mapa y ya nos cambiamos y a la calle que tenemos que comer algo y visitar Zadar en una tarde.
En 12 minutos estamos en el paseo del puerto que deja de fondo lo que queda de muralla. A ella se llega por la pasarela.

Se entra por la Puerta de San Roque y a pocos metro ya nos encontramos en la Logia, lugar desde el que se anunciaban las Sentencias Públicas y presidida por la Atalaya Municipal. Esta parte está llena de restaurantes con toldos que desluce un poco estos edificios renacentistas y la torre del Reloj.
En esta zona entramos a comer en el Hotel Kalelarga, que ofrece platos sin gluten. Bien situado y buen precio.
Si continúas en seguida llegas a la Iglesia de San Donato, de estilo bizantino, construida a principios del siglo IX y la Catedral románica de Santa Anastasia, que sufrió grandes daños durante la II Guerra mundial y tuvo que ser reconstruida.
En esta parte de la ciudad hay muchas ruinas romanas que sorprendentemente los turistas usan como banco para tomar un bocadillo.
Caminando llegas a la Puerta de la ciudad, presidida por un león veneciano y de allí puedes ir bordeando la ciudad por la muralla y así ves el puerto desde arriba.

De aquí ya fuimos hacia el paseo marítimo en dirección a los puntos de interés turístico de Zadar por excelencia, el Órgano del Mar y el Saludo al sol. El sonido del órgano envuelve el precioso atardecer que estaba comenzando cuando llegamos. La gente se agolpa para verlo y sentirlo.

Ambas obras son del arquitecto local Nicola Basic.
Coincidió que sobre el Saludo al sol había un espectáculo de Gongs. Impresionante escucharlo con el precioso atardecer que  tiene Zadar.
Zadar se puede visitar en un día o medio en nuestro caso perfectamente.
Nosotras la cena ya la hicimos en casa para aprovechar el acogedor apartamento  y descansar algo que mañana toca los Lagos de Plitvice.

Deja un comentario